lunes, 1 de agosto de 2011

Martirio de los padres Zbigniew Strzałkowski y Miguel Tomaszek


El día viernes 9 de agosto de 1991 en la casa religiosa de Pariacoto el P. Zbigniew se encontraba solo con los tres postulantes. El superior estaba de viaje, y el P. Miguel retornaba en la camioneta de la misión, acompañado de un grupo de catequistas, de Huaraz, lugar donde participaron en una actividad formativa.
En el pueblo todo parecía transcurrir con la rutina de lo normal. Sin embargo un desconocido dialogaba en plena plaza con el P. Zbigniew, con evidentes signos de cierta animosidad. Un joven insistía preguntando sobre la hora del esperado retomo del P. Miguel, lo que después de los hechos no pareció pura curiosidad.
Hacia el atardecer unos extraños comenzaron a pintarrajear las paredes de los edificios frente a la plaza y el edificio de la municipalidad. Al anochecer los invasores, armados y con los rostros cubiertos, arrestaron al alcalde, buscaron sin resultado al gobernador de distrito y a unos acusados de robo del ganado.
Luego se presentaron en la Iglesia como los "compañeros" y tocaron la puerta de la entrada y reclamaron la presencia de los religiosos "para hablar con ellos". Les ataron las manos y los llevaron en las camionetas de la misión hacia la municipalidad, que no dista mucho de la parroquia, dejando, a insistencia de Zbigniew, a los postulantes, Luego el mando político del grupo les increpó, en la presencia de una religiosa, dentro de la camioneta secuestrada de la misión, y los trasladaron a ellos y al alcalde al Pueblo Viejo, y en las inmediacio­nes del cementerio los ejecutaron junto con el alcalde de Pariacoto. Perpetrado el crimen se retiraron en las camionetas secuestradas hacia Cochabamba, encontraron en el camino al alcalde de Cochabamba que bajaba a su casa en Pariacoto y lo ejecutaron igual.

1 comentario:

Felek dijo...

Todo fue muy triste, recuerdo que el padre Miguel sin darnos mayor explicación, nos condujo a la pequeña capilla que quedaba en el segundo piso. Aun no se borra de mi mente sus manos que cogieron mi cabeza diciéndome avanza, han llegado los terroristas, luego encerró la puerta, los tres postulantes nos pusimos a rezar en voz alta, cuando salimos despues de unos minutos todo era un desconcierto, la madre Bertha nos decía se los han llevado hacia Cochabamba, después de una hora o quizas más lo cual no puedo precisar, nos enteramos que habían sido ejecutados. siempre los tengo presente, son y serán mi eterna compañía, es así que en el reverso de mi tarjeta de presentación exhibo el calendario con las fotos de mis grandes amigos con la frase DIOS LOS TIENE EN EL CIELO, YO LOS TENGO EN MI CORAZÓN.

FLB.